Un minuto de risas para empezar

¿Para qué sirve?

Aquí te pongo algunos ejemplos avalados por estudios, y muchos más que veremos en clase, lo mejor es que los puedas chequear tú mismo con tu propia experiencia vital 🧘‍♀️

Facilita no tomarse la vida y a uno mismo tan en serio

El humor te hace ver la  vida con más alegría y optimismo. Mejora las relaciones con los demás y con uno mismo. El humor es vulnerabilidad y trabajar el sentido del humor pasa por trabajar cómo nos vemos y qué nos decimos.

Aumenta la energía vital y multiplica la creatividad

Ya nos lo enseñaron en el colegio: “la energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma”. El humor es energía, una energía que te impulsa y te lleva más allá de lo conocido.

Aumenta tu capacidad de adaptación

Sigmund Freud decía que la mejor herramienta del ser humano para la adaptación al cambio es su sentido del humor. Hoy más que nunca esto es vital.

¿Te imaginas que en la farmacia vendieran un medicamento que se llamara “Humorol forte” que nos produjera todo esto?

No lo hay, pero sí que se puede entrenar… y en esta clase vamos a ver cómo lo puedes hacer tu solo cada día.

¡Se puede entrenar!

El humor no viene simplemente porque queremos que venga. Cuanto más entrenemos algunos aspectos, más fácil nos será contactar con nuestro sentido del humor 👍

Relajación

Es muy complicado contactar con tu sentido del humor estando tenso, nervioso o ansioso. Por eso cuanta más tensión exterior o interior se tiene, más complicado será hacer reír a los demás.

Estar en el aquí y ahora

El humor es aquí y ahora. Necesitamos entrenar salir del “piloto automático” que tanto le gusta a la mente adulta. El humor nos obliga a estar presentes para poder elegir a cada instante, la improvisación, es un músculo que se trabaja.

Saber transformar mi energía

No podemos estar de buen humor y de mal humor a la vez. El mejor chiste del mundo contado con mala energía, no funciona. Y en cambio, el peor chiste del mundo contado con buena energía, funciona. Se trata de ver qué energía tengo aquí y ahora. Y desde ahí poder transformarla.

Disfrutar lanzándose, incluso a sabiendas que voy a fracasar

Esto en el mundo de los adultos es impensable. Preferimos quedarnos bloqueados o no hacer nada antes de fracasar. Entrenar tu sentido del humor te permite, en un entorno seguro, poder experimentar el fracaso, y levantar un poco el pie del freno del controlador.

Actuar desde el “no miedo”

¿Te imaginas hacer algo en lo que te tengas que exponer sin miedo? ¿Dónde crees que estarías más cerca de todo tu potencial, haciendo algo con miedo o sin miedo? Para lograr esto tendremos que aprender a surfear a nuestro propio ego. ¿Una aventura no?

Entrenar la creatividad y flexibilidad mental

En el humor necesitamos ver la realidad desde varios  puntos de vista. Justamente lo contrario que está ocurriendo en el mundo ahora mismo: la gente se está extremando más en sus ideas. De ahí el aumento de crispación que se respira en todas partes. Humor y control son lo contrario.

Entrenar nuestra visión cómica

Ver humor, donde aparentemente no lo hay. Se trata de volver a ver la vida con los ojos de un niño. Igual esa es la razón por la que según muchos estudios de niños nos reímos unas 300 veces de media al día, y los adultos solo 20. Y todos conocemos adultos que no llegan a esa media.

Aumentar mi tolerancia a la frustración

Es un entrenamiento necesario para poder contactar con nuestro sentido del humor en cualquier circunstancia. Si esperamos a que se den las condiciones perfectas para contactar con él, lo conseguiremos muy pocas veces.

Último curso y testimonios

Testimonios

“Me encanta jugar, además en este curso he recuperado la ilusión de emocionarme”.

José Boto

“Me ha parecido una experiencia súper interesante y me está ayudando un montón, estableciendo rutinas de cosas que te ayudan a gestionar mejor tus emociones, de conocerte más”.

Ainhoa Velasco

Lo que más me ha impresionado del curso ha sido el tema de la energía. Ser capaz de sacar, trabajar y transformar la energía escondida y ponerla en el punto que necesitas en ese momento. Me parece que es una de las mejores estrategias que me han enseñado nunca. Muy recomendable para quien dude en apuntarse, gracias de corazón”.

Carlos Muñoz

“Si hay algo que me gusta es que ha sido muy práctico de la mano de Dani y de todos los increíbles compañeros que he encontrado. Aquí se entrena el camino hacia nuestra felicidad, vemos lo que nos aleja, lo que nos impide tener sentido del humor. Es un continuo aprendizaje pero el resultado ha sido increíble”.

Isabel Fernández

“El curso me ha enseñado a tomarme las cosas con más humor, a confiar en mí en mi forma de expresarme y mover mi energía porque el humor es energía”.

Andreu Hoyos

“Para mí el curso ha sido de lo mejor que he hecho en el 2020, te aporta muchísimas herramientas para tu vida diaria ,te ayuda a tomarte las cosas de otra forma. Esperaba las clases de Dani como a las mejores clases de cuando era pequeña, hacia muchísimo tiempo que no me reía tanto, que me lo pasaba tan bien”.

Montse Moyano

He aprendido a no tomarme la vida tan en serio, poder ver el lado de humor de las cosas, darle la vuelta a todo”.

Joan Ros

“Gracias a Dani por el regalo que nos ha hecho. El curso me ha solucionado muchos malos ratos, he tenido un proceso de enfermedad complicado y los aprendizajes y la fuerza de todos me han ayudado muchísimo: he hecho un montón de “Leónidas”, he ido la consulta imitando a Nuria Espert”.

Hortensia Deniz

El curso me ha ayudado a entender que el sentido del humor es energía, a saber o entender qué te descarga de energía y qué te carga de energía”.

María Teresa Sánchez

Sobre Dani Delacámara

Dani Delacámara lleva más de 30 años dedicados a la comedia. Periodista de formación, guionista, actor y músico ha compartido escenario con los mejores monologuistas de este país tanto en teatros como en los dos programas más relevantes sobre comedia que se han hecho: El Club de la Comedia y Paramount Comedy (ahora Comedy Central)

Ha estrenado a lo largo de estos años diversos espectáculos en los teatros de toda España y tiene actualmente en cartelera la obra Yo maté al rey león en el Teatro Reina Victoria.

Todo esta experiencia dentro y fuera de los escenarios a lo largo de más de 30 años dedicados exclusivamente a la comedia le ha servido para ayudar, a través de cursos, talleres y conferencias, a que la gente trabaje con la energía del humor de una forma práctica y divertida.

¡Te veo en clase!